martes, 4 de diciembre de 2007

Mesura y desmesura: un té en el barrio chino

En el barrio chino porteño – o China block como dice un amigo -, hay una casa de té que tiene en la terraza un jardín con más de cincuenta bonsáis de más de quince especies diferentes.

Los bonsáis me gustan con la fascinación de lo que, a su vez, repele. Es una atracción como metáfora del deseo por aquello que está al alcance de la mano, de lo que es posible abarcar en su totalidad con la mirada, de lo que se puede someter presumidamente al arbitrio personal. La otra cara del encantamiento es la zozobra y la repulsión, que viene de adivinar la mutilación de lo que podía haber sido.

El paseo de ir a tomar el té a Karina, adonde puede también visitarse una galería de arte oriental, se completa caminando por Arribeños hasta llegar a Juramento. A pasos de ahí, sobre Juramento (de espaldas a la vía, sobre mano derecha), hay una zapatería y delante de ella, un árbol que se desmadró. Su tronco atravesó el techo de chapa del local, lentamente pero sin tregua.

Tal vez los dueños prefirieron no podar el árbol y dejar el techo librado a la suerte de la naturaleza, la ley del más fuerte.

No descarto la posibilidad de hacer la excursión a la inversa, para concluir en el salón de té, pero recomiendo quedar con la sensación postrera de saber que no todos (los árboles) son hijos del rigor.







Salón de té Karina
Dirección: Arribeños 2288 (entre Mendoza y Olazábal), Buenos Aires.
Teléfono: 54 (011) 47 06 23 82
Sitio Web: http://www.buddhaba.com.ar/
Abierto de martes a viernes de 14 a 19, y sábados y domingos de 12,30 a 19.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

EN TU COMENTARIO , SOBRE LOS OPUESTOS , ENTRE LA PEQUEÑEZ Y EL GIGANTISMO , ENCONTRÉ NO SOLAMENTE LA RENOVADA VISIÓN FILOSÓFICA DE LOS OPUESTOS SINO TAMBIEN LA POESIA. GRACIAS

elduende dijo...

me voy tomar un bonsai!

mariana ruge dijo...

cant believe it. Adoro los árboles porfiados.
Cuándo vamos por un tecito?
besos

Flor del Irupé dijo...

Gracias por las gracias anónimo.

Duende: se comenta que hiciste un curso de bonsai en el Jardín Botánico. ¿Doy crédito al rumor?

Cuando quieras Mariana.

Anónimo dijo...

quiero un bonsai de la flor del irupé.....será posible?

elduende dijo...

bueno curso curso así como suena, no. Fuí un día a un taller en el Jardín Japonés. Era para hacer bonsai de un cerezo, con el que volví a mi casa. Alos días me dió como una sensación de que no tenía mucho sentido tener un cerezo bonsai o cualquier bonsai, y lo solté. Pero el daño ya estaba hecho y se murió. En realidad me parece que lo ahogué y no hubiera sido viable de ningún modo.

maresdelsur.wordpress.com dijo...

Por suerte, no todos los arboles son mutilados... muy buen post!