miércoles, 5 de diciembre de 2007

Africa en Buenos Aires

Desde hace muchos años escucho música de distintos lugares del mundo, ahí nace la inquietud que tengo por la música de Africa y su cultura. Hace unas semanas en casa de un amigo, conversando, llegamos al tema de la población negra en Buenos Aires. Cuando pasa esto siempre hay sorpresas: ...si en Buenos Aires no hay negros... Hubo algunos esclavos... la población negra fue mínima… y cosas así.

Atenti:

Los negros eran el 33 por ciento de las 44.000 personas que habitaban Buenos Aires en 1810. En 1838 sólo en Buenos Aires, la población de origen Africano era de 14.928, lo que dá un porcentual de 24,8%. Schavelzon arriesga que para los inicios del siglo XIX cerca del 35% de los habitantes de Buenos Aires llegaron a tener ese origen. Generando su propia cultura, lengua, costumbres, religión y asentamientos, su música, arquitectura, vestimentas, bailes, alegrías y tristezas.

Se los podía encontrar trabajando de: escobero, aguatero, pastelero, lavandera, jornalero, vendedor, músico, amas de leche para niños blancos. Y también siendo azotados junto a los muros del Cabildo, a modo de lección pública luego de alguna falta o por disconformidad del amo. Los africanos estaban organizados en tres tipos básicos de agrupaciones que comenzaron a constituirse en aquel Buenos Aires en tiempos del Virreinato: las cofradías, las naciones y las sociedades.

Se agrupaban en la zona sur de la ciudad Monserrat, San Telmo y San Cristóbal, llamados Barrio del Tambor y Barrio del Mondongo, por ser el instrumento y la comida más popular en ellos.

Hoy, en el siglo XXI, nuestra lengua está plagada de términos africanos: la mujer es una mina (grupo étnico africano), la música popular urbana es el tango (de tangó: bailar en Congo), los zapatos aún para algunos son los tamangos, nuestro servicio doméstico es la mucama (por otro grupo étnico africano), el estómago de la vaca es el mondongo (voz del grupo étnico africano Kunbundu), comemos sandía (traída de Africa para los esclavos en el siglo XVIII) y las achuras, como podemos leer en“ El matadero”, se les daba a los perros y las aprovechaban las esclavas.

A los niños se les canta arroró en la cuna, el quilombo es la palabra que en toda América indica los asentamientos de cimarrones (afros huidos al monte) y de allí su asociación con ruido y pérdida de ataduras sociales, nos comemos una banana cuyo nombre proviene de un pueblo en Mali, nos golpean el marote, comemos maní, tenemos el pelo mota, los ladrones van en cafúa de donde los saca mongo, y hay mucho más: palabras del lunfardo como tongo, o habituales como ganga, bochinche, milonga, zamba y mandinga son también del mismo origen.

Este tema del lunfardo es muy interesante, y muchos historiadores de ese lenguaje han hecho esfuerzos por demostrar que las palabras vienen del italiano, o de remotos lugares del universo, pero no de Africa: términos como bobo (aplicado a la tontera, no al corazón) son claramente afro, y en este caso es el de un pueblo del norte de Costa de Marfil, de donde llegaron muchos esclavos; pero para una cultura blanca es mejor pensar en Italia que en Costa de Marfil. Y lo mismo podríamos decir de bamba, conyengue, conga, matungo, ganga, yapa, bingo, bomba y bombo, mambo, baba y para los abuelos, yeye y yaya.

Al fin de cuentas quienes hablaban estos idiomas eran más de un tercio de la población de esta ciudad, al menos en algún momento. Sí, increíble. Es evidente que la cultura de la negritud está en nuestra memoria colectiva claramente inserta y profundamente enraizada.


El último parrafo extraído de Buenos Aires Negra, Daniel Schavelzon. Las cifras de: Emilio Ravignani “Padrones complementarios de la ciudad de Buenos Aires (1806, 1807, 1809, 1810)”, en FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS: Documentos para la historia argentina, tomo XII, Buenos Aires, 1919. Marta B. Goldberg. La Población Negra y Mulata de la Ciudad de Buenos Aires, 1810-1840. Desarrollo Económico. Vol. XVI Nº 61. 1976.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias de nuevo!!!! Siempre me desasno con uds. Los felicito!

Anónimo dijo...

Duende: la raza negra es muy especial ( Noemí Campbel, Halley Berry,Whytney Houston, etc ) pero además quisiera saber qué hicieron con los 5 o 6 millones de negros que había en Bs As a fines del siglo XIX. Los oxigenaron?

Los isleros dijo...

El otro dia trataba de explicarle a alguien de por aca que habia pasado con todos nuestros negros... es mas dificil que explicarle la hiperinflacion a un sueco...

elduende dijo...

Son temas para un futuro post

maresdelsur dijo...

Y aun asi siguen siendo brutalmente discriminados.....
A algunos, todavia los podes ver en Uruguay, donde no estoy tan seguro que los tratemos mejor.

Anónimo dijo...

los mandaron a la guerra del paraguay

Anónimo dijo...

Quisiera saber sobre los instrumentos musicales que utilizaban los negros para hacer música, ya que tengo entendido que partían de sus herramientas o elementos de trabajo como ser baldes, fuentones etc, es asi?...Dónde puedo encontrar sobre esto.
Muchas Gracias!