lunes, 14 de enero de 2008

Vidriera de Barrio Norte (con tienda)

Graziella Franco no nació en Buenos Aires y sus personajes son de otro tiempo, que es como decir de otro mundo. Pero su taller, con vidriera a la calle, captura sin remedio a cualquiera que pase distraído por la calle Azcuénaga, casi esquina Juncal, en Barrio Norte.

Esta ceramista, escultura y pintora nació en Florencia, Italia, hace cerca de siete décadas. A los 13 años emigró con su familia al país, y desde hace más de 35 años amasa con sus manos títeres articulables.

La tienda, atendida por Graziella misma, María Luisa y Alba, es una suerte de manifiesto surrealista adonde conviven disparatada y fraternamente, personajes medievales y de la Antigua Grecia, seres fantásticos, leones, caballos – cuadrúpedos y de mar -, lechuzas y pájaros en miniatura.

Sin contender entre ellos por mayor protagonismo y apresados en el escaparate, se regalan a la vista caballeros andantes, arcabuceros alados, princesas, doncellas, vasallos, escuderos, músicos, juglares, campesinos, y hasta un coro de niños, Juana de Arco, Mozart, Hamlet y San Jorge luchando contra el dragón. Hay además utensilios como tazas y jarras de café, aguamaniles, candelabros y atrapa-libros.

La tienda no está abierta todo el día, sino de lunes a viernes, de 10 a 13 y de 16 a 19. Los sábados, sólo de de 10 a 14. Rara vez Graziella, María Luisa o Alba atienden el teléfono. La vidriera, en cambio, está siempre y es una maravilla.

Atelier de Graziella Franco
Dirección: Azcuénaga 1328, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Teléfono: (54 11) 48 25 54 62

6 comentarios:

briam dijo...

Flor de Irupé, me encantan tus comentarios sobre sitios de Buenos Aires y el ensamble con la literatura. Muy bien escritos...he de añadir.

briam dijo...

Flor de Irupé, me encantan tus comentarios sobre sitios de Buenos Aires y el ensamble con la literatura. Muy bien escritos...he de añadir.

Mamunga dijo...

Florcita .....tienes un radar para encontrar lo mágico o eres acaso un hada rezagada ?

marcovaldo dijo...

No se si tienes un radar o eres una hada, lo que esta claro es que encuentras lo magico, porque tienes la magia de sentir y de ver casas fantasticas donde la mayoria de la gente pasa sin ver. Tus comentarios alumbran de encanto lugares de una Buenos Aires escondida.

Flor del Irupé dijo...

Gracias por los comentarios.
¿Qué contaría Marcovaldo si viviera en Buenos Aires?

Miss Sweety dijo...

oh pero qué bonito
(ey que le pasó a brian que repitió tantas veces)